Toldos Ruiz, nace del esfuerzo, impetu y el espiritu de superación de toda una família dedicada a la fabricación e instalación de toldos y cortinas, logrando cada uno de nuestros objetivos a lo largo de todos estos años y con una trabajada reputación por parte de todos nuestros clientes.

top

Toldos Ruiz - Premia de Mar

  /  Toldos   /  TIPOS DE TOLDOS PARA VENTANAS

TIPOS DE TOLDOS PARA VENTANAS

En muchos hogares o establecimientos como bares, restaurantes y otros tipos de construcciones, sufren el deslumbramiento y en ocasiones el sofoco producido por los rayos del sol en el interior de las viviendas o establecimientos, introducidos por medio de las ventanas.

Estos molestos efectos se pueden eliminar por completo con la instalación de sistemas de toldos para ventanas. Estos tipos de toldos están diseñados para frenar los rayos UVA del sol y conservar una temperatura agradable en el interior de las viviendas o edificios que sufren estos molestos efectos.

Los toldos para ventanas como las capotas o los toldos punto recto son los sistemas más consumidos para la protección solar en ventanas, una solución sencilla, práctica y económica para evitar los efectos del sol en el interior de viviendas, bares, restaurantes y hoteles, manteniendo una temperatura agradable en su interior. Estos sistemas en su fabricación se pueden convertir en toldos cofre con la incorporación de los perfiles de aluminio correspondientes.

En este post quiero explicaros los diferentes tipos de toldos para ventanas que existen en la actualidad, así como sus ventajas y sus posibles ubicaciones en su instalación. Los tipos de toldos de los que os voy a hablar son: El toldo punto recto, el toldo capota y los toldos extensibles o también llamados toldo brazo invisible.

Toldo punto recto:

El toldo punto recto es el tipo de toldos para ventanas que destaca por ser un sistema sencillo, práctico y económico. Cabe la posibilidad de convertirlos en toldos cofre mediante la instalación de los perfiles de aluminio necesarios. Su accionamiento puede ser manual por medio de manivela o eléctrico mediante motores para toldos. Puede ser fabricado con cualquier tipo de lonas y tejidos como son los acrílicos, screen, soltis y PVC impermeable.

El toldo punto recto es el tipo de toldos más demandado para cubrir ventanas, una solución que aporta muchas ventajas por el abatimiento de sus brazos. El sistema está fabricado en aluminio y normalmente se instala por medio de soportes frontalmente o en el interior de los huecos de ventana, protegiendo los toldos enrollables en su interior en días de lluvia.

Su funcionamiento está basado en los toldos enrollables, una vez accionemos la manivela o el motor eléctrico este comenzará a desenrollarse por medio de sus brazos. Los brazos del toldo punto recto van alojados a los extremos del toldo e incorporan en su interior unos muelles, los cuales son los encargados de tensar la lona o tejido del toldo, evitando el efecto vela en días de fuerte viento.

Su abatimiento alcanza unos 170º aunque no es obligatorio tenerlo extendido en su totalidad, nos permite regularlo a nuestro gusto o necesidad en cada momento, permitiendo así una entrada de aire renovado sin permitir la entrada de los rayos solares. Con esto conseguimos mantener una temperatura agradable en el interior, la cual se mantiene hasta entrada la noche, algo muy de agradecer en lugares donde el calor aprieta durante las noches.

Su accionamiento puede ser manual con manivela o eléctrico por medio de motores para toldos. Si escogemos la opción eléctrica, cabe la posibilidad de automatizar las tareas de extensión y recogida con sensor de viento, sensor de viento-sol y sensor de lluvia. Con este tipo de automatización, podemos estar tranquilos una vez estemos fuera de nuestra vivienda, ya que estos elementos de seguridad están programados para ejecutar las tareas ante nuestra ausencia.

La estructura del  toldo punto recto se puede fabricar en cualquier color y como resultado obtenemos el toldo a medida, totalmente combinable con cualquiera de los tejidos y lonas: Acrílico, Soltis, Screen o PVC impermeable, creando un toldo de calidad.

Toldo Capota:

El toldo capota es uno de los tipos de toldos para ventanas que destaca por su elegancia y a su vez como  elemento decorativo.

La capota es una opción muy elegante que a su vez ofrece muy buenos resultados en la protección solar de toldos para ventanas. Este tipo de toldo para ventana se utiliza como protección solar y además como elemento decorativo de fachadas.

Es un sistema muy antiguo, pero que aún perdura y atrae a mucha gente por su elegancia y distinción respecto a otros tipos de toldos más modernos. Está formado por aros de aluminio, que pueden ser fabricados con distintas formas, por ejemplo en forma de “U” o  en semi circunferencia. Entre dichos aros es donde se aloja la lona o tejido que será el encargado de impedir la entrada de los rayos solares.

Su accionamiento se efectúa por medio de tiro de cuerda, aunque también admite, si la instalación lo permite accionamiento por manivela, un sistema más cómodo y de mayor facilidad para su regulación. Una vez vamos recogiendo el toldo capota dichos aros se van plegando como si de un acordeón se tratara, de esta manera, una vez plegado del todo destaca por su reducido tamaño.

La estructura del  toldo punto recto se puede fabricar en cualquier color y como resultado obtenemos el toldo a medida, totalmente combinable con cualquiera de los tejidos y lonas: Acrílico o PVC impermeable, creando un toldo de calidad.

Toldos extensibles o toldo brazo invisible:

El toldo brazo invisible para ventanas es una solución práctica, cómoda y sencilla de prevenir la entrada de los rayos del sol en el interior de viviendas, así como una manera de mantener una temperatura constante y evitar el efecto deslumbrante de los rayos solares.

Los toldos extensibles o de brazo invisible destacan por su versatilidad en las instalaciones. Este tipo de toldos enrollables para ventanas incorporan unos brazos en sus extremos que son los encargados de mantener una tensión en el tejido y a su vez regular su apertura. Cabe la posibilidad de fabricar el toldo con un cajón de aluminio convirtiendo nuestro toldo en toldos cofre.

Este tipo de toldos para ventanas también son utilizados en terrazas o balcones, la única diferencia es la inclinación del toldo, que se gradúa a nuestro gusto en el momento de la instalación, ajustando dicha inclinación para frenar los rayos del sol, pero a su vez permitiendo una buena iluminación en el interior de la vivienda.

El accionamiento de este tipo de toldo puede ser manual por medio de manivela o eléctrico con motores para toldos. En caso de su instalación eléctrica, podemos añadir elementos de seguridad tales como sensor de viento, sensor de viento-sol o sensor de lluvia, automatizando las tareas de extensión y recogida del toldo en nuestra ausencia en la vivienda.

La estructura de los toldos extensibles o de brazo invisible se puede fabricar en cualquier color y como resultado obtenemos el toldo a medida, totalmente combinable con cualquiera de los tejidos y lonas: Acrílico, Soltis, Screen o PVC impermeable, creando un toldo de calidad.

Como siempre espero que te haya sido de tu interés y si necesitas cualquier tipo de aclaración o consulta, espero tus comentarios para poder ayudarte. Además te agradeceré que compartas en redes sociales.

Hasta la próxima entrada en nuestro Blog!!

Write a Comment