Toldos Ruiz, nace del esfuerzo, impetu y el espiritu de superación de toda una família dedicada a la fabricación e instalación de toldos y cortinas, logrando cada uno de nuestros objetivos a lo largo de todos estos años y con una trabajada reputación por parte de todos nuestros clientes.

top

Toldos Ruiz - Premia de Mar

  /  Toldos   /  TIPOS DE TOLDOS PARA HOSTELERÍA Y COMERCIOS

TIPOS DE TOLDOS PARA HOSTELERÍA Y COMERCIOS

Antes de empezar con el post y para evitar alargarlo demasiado, he creado enlaces en los cuales podrás obtener más información de los diferentes tipos de toldos que explico a continuación. Dicho esto empezamos:

En muchos comercios o establecimientos de hostelería como bares, restaurantes u hoteles, precisan de la instalación de toldos para terrazas o ventanas entre otros, acondicionando dichos espacios con los que ofrecer a sus clientes un espacio reservado y confortable. La instalación de toldos de hostelería es muy diversa, ya que depende mucho del lugar o espacio a cubrir y la clave está en acertar con la elección del sistema o los tipos de toldos personalizados para cada instalación.

En comercios de hostelería como bares, restaurantes u hoteles es posible la instalación de una gran variedad de toldos como los toldos para ventanas, toldos para terrazas como: toldo brazo invisible, semicofre, toldos Cofre, monobloc. También es posible la instalación de toldos correderos marinos en combinación con toldos verticales cortavientos para crear cerramientos para terrazas y ofrecer un espacio exclusivo y confortable a los clientes.

En comercios que precisen de protección solar para el interior de locales, los tipos de toldos más solicitados suelen ser los toldos para terrazas como el brazo invisible, el modelo semicofre, el toldo cofre o el tipo monobloc o los toldos para ventanas como son el toldo punto recto o el modelo capota.

Todos estos sistemas se pueden automatizar con motores para toldos, así como añadir elementos de seguridad como sensor de viento, sensor de sol o sensor de lluvia.

Con estos elementos de seguridad conseguimos tranquilidad, ya sea en nuestra ausencia o para no hacer perder el tiempo a los trabajadores durante horas de trabajo, ya que están programados para recoger los toldos ante fuertes rachas de viento y lluvia, o en el caso del sensor de sol, extender los toldos automáticamente.

Estos tipos de toldos ofrecen una perfecta protección solar para ventanas o terrazas, ofreciendo a los clientes un espacio agradable y confortable donde poder tomar algo distendidamente con amigos y familiares.

Ahora que conocemos los tipos de toldos para el interior, quiero hablaros más detalladamente de los tipos de instalaciones para terrazas exteriores de gran superficie. En dichas instalaciones, normalmente partimos desde espacios totalmente vacíos o que solo precisan solo de una pared de anclaje.

Estas instalaciones son totalmente personalizables tanto en forma como en diseño, aunque todas coinciden en un mismo denominador común, que no es otro que la necesidad de proporcionar un techo móvil para cubrir dicho espacio. Esto lo conseguimos con una estructura, normalmente de aluminio, aunque puede ser de madera como son las pérgolas de madera, de hierro o de obra según las circunstancias.

La mejor solución y la más solicitada son los toldos corredero marinos o también llamados toldos corredizos de ondas. Este tipo de toldos para terrazas, es una opción que se adapta a casi todas las necesidades, espacios y preferencias del cliente y que además permite ir añadiendo toldos en forma de módulos, creando un espacio amplio.

Los toldos correderos marinos también son conocidos como toldos planos de palilleria. Si precisamos de este tipo de toldo para proteger de la lluvia a los clientes, es necesario su instalación con cierta pendiente para que evacue perfectamente el agua de la lluvia, evitando así posibles acumulaciones de agua y posibles daños en la estructura.

Si además tenemos intención de cerrar la terraza lo más hermética posible, podemos instalar toldos verticales enrollables cortavientos u otros tipos de toldos como los de brazo articulados o toldos punto recto, consiguiendo una terraza amplia, pero a su vez protegida de los rayos del sol, viento y lluvia para todo el año.

Con este tipo de instalaciones de toldos para hostelería conseguimos que el propietario del establecimiento, mantenga una clientela fija, ya sea tanto en verano como en invierno, ofreciendo a sus clientes un espacio el cual se diferencie del resto de comercios, lo que se traduce en una rentabilización de la inversión durante años.

Una opción con total elegancia y presencia es el toldo Veranda. Este tipo de toldo motorizado con Cofre es muy usado para cubrir claraboyas u otro tipo de estructuras que precisen de protección solar.

También existen otros sistemas como son los parasoles o sombrillas para terrazas o jardín. Los parasoles hostelería, son la solución perfecta ante la imposibilidad de instalar otros tipos de toldos en la vía pública.

Muchos son los bares o restaurantes que deciden alquilar un espacio en las aceras para ofrecer a sus clientes un espacio abierto, normalmente para la época de verano.

Para estos casos, los parasoles son la solución más adecuada por su fácil accionamiento y mínimo mantenimiento respecto al servicio que ofrecen, abarcando según modelo y medidas una gran cantidad de mesas para los clientes.

Bien, una vez tenéis conocimiento de los tipos de toldos para terrazas de hostelería, es hora de hablar de los diferentes tejido o lonas para toldos.

Las principales lonas o tejidos para toldos son la lona acrílica, el tejido PVC impermeable, el tejido Soltis y la fibra de vidrio o también conocido como Screen.

Para el acondicionamiento de terrazas de hostelería normalmente los clientes se decantan más por la lonas impermeables PVC, ya que los toldos en dichos comercios, están diseñados o pensados para resguardar a sus clientes en días de lluvia, lógicamente es necesario un tejido que sea impermeable como es el caso de la lona PVC.

En ocasiones, dichos comercios o establecimientos están ubicados en zonas, las cuales no están muy iluminadas por los rayos de sol durante ciertas horas, por lo tanto debemos añadir elementos que favorezcan la entrada de luz de forma natural, además de ofrecer a los clientes unas buenas vistas, como es el caso de zonas costeras o ubicaciones que destaquen por su belleza.

Para resolver este inconveniente, se incorporan a los toldos verticales unas ventanas transparentes, las cuales son las encargadas de resolver dichos inconvenientes.

Otras de las opciones a elegir son los tejidos técnicos como son los tejidos Soltis o el Screen. Estos tejidos micro perforados actúan en forma de filtro solar, favoreciendo  la entrada de luz natural y a su vez creando un ambiente muy acogedor, muy confortable que los clientes seguro que agradecen.

Espero que la información haya sido de tu interés y si necesitas cualquier tipo de aclaración o consulta, espero tus comentarios para poder ayudarte. Además te agradeceré que compartas en redes sociales.

Hasta la próxima entrada!!

Write a Comment